viernes, 21 de agosto de 2009

¿Es irresponsable quedarse aquí?

¿Por qué vas a dejar que te lo quiten unos malandros que pretenden destruir el país?

He pasado tanto tiempo defendiendo la tesis de permanecer en el país, que olvidé los argumentos de muchas personas que han decidido marcharse. Quizás porque mi tesis de quedarse gana en términos emocionales. Obviamente nadie quiere abandonar lo suyo. El costo personal es gigante. Serás un extranjero donde vayas. Se complica tu desarrollo profesional y de negocios, toda vez que pierdes dos activos invalorables: el conocimiento de tu terreno y la red social y laboral de tu patio. Todo esto sin contar con los colores del Ávila, Los Roques o la arepita de queso telita, de La Múcura, con una Solera Light, echando cuentos con tus panas. Te eriza el sólo pensar en perderlos y el sentimiento se potencia cuando vas más allá y te preguntas: ¿por qué vas a dejar que te lo quiten unos malandros que pretenden destruir el país con base en un conflicto existencial primitivo, que nos está llevando al despeñadero? No hace falta recordar los argumentos de quienes creen que es un error quedarse: "Mira, pedazo de rana a fuego lento, esto se j& y lo que tu idealizas como país ya no existe y sólo tiende a empeorar, sin que individualmente podamos hacer algo para evitarlo". Ante ese argumento siempre tuve respuestas. Las cosas pasan porque dejamos que pasen. La articulación de quienes desean defenderse ocurrirá tarde o temprano, cuando la gente se percate de que es mucho mejor que los mediocres que pretenden representarla. Mi posición de quedarse tiene, además, un argumento impecable: no podría mirarle a la cara a mis morochos cuando me pregunten por qué me fui sin defenderme. Suena bonito, ¿no? Casi se puede usar como un eslogan para una campaña nacional a favor de quedarse y luchar.

Pero esta semana una simple pregunta me sacó la alfombra. Estábamos reunidos en casa (por seguridad) con unos amigos extranjeros. Les conté algo que me tiene realmente preocupado. Hace mucho tiempo, la inseguridad representa el primer problema de los venezolanos (52% de la primera respuesta), pero en realidad, en mi entorno cercano, el ataque del hampa se limitaba a cosas menores. Algunos relojes robados y más recientemente el celular de mi esposa. Aunque se trata de eventos que dan rabia y representan peligro, no podría decir que me movieron el piso. Sin embargo, el asesinato reciente del hijo único de una prima para robarle el carro, tres secuestros express de amigos muy cercanos y un secuestro duro al novio de otra amiga, son algo dramáticamente distinto. La mamá, destrozada, me gritó en la mitad de la funeraria: "llévate a tus hijos de aquí antes de que sea demasiado tarde". Las historias de los secuestrados son espeluznantes, pero sólo las conocen los más cercanos, porque ninguno se atreve a denunciar nada, temiendo que el receptor de la denuncia sea el mismo que hablaba por radio mientras los ruleteaban. La primera pregunta de mis invitados era natural: ¿y crees que eso lo resolverá el Gobierno en breve? La respuesta era muy fácil: nada que ver. Siendo sincero, ni siquiera están intentándolo. No pueden entrar a los barrios, tomados por las bandas armadas y el narcotráfico. El secuestro se ha convertido probablemente en el negocio más rentable del país. El Gobierno no tiene capacidad para abordar el tema, pero peor aún, no tiene interés en inmiscuirse porque, por ahora, la gente no lo responsabiliza y es mejor no hablar de la soga en la casa del ahorcado. La segunda pregunta me desencajó: Luis Vicente: ¿y no es irresponsable de tu parte vivir aquí y hacerle esto a tu familia, sabiendo que no puedes protegerlos? Sudé frío al imaginar cualquier cantidad de episodios terribles. Y me dieron náuseas. Por favor, ayúdenme a responderles que no soy un irresponsable por vivir aquí& porque yo sólo atiné a subir a mi cuarto, mudo& y desde esa noche no he vuelto a dormir.

lvleon@cantv.net

3 comentarios:

Guso dijo...

El tomar la decisión de dejar o no el país creo que depende mucho de si tienes o no hijos.

Creo que por mi parte, si tuviera hijos - como es tu caso - pensaría en su seguridad y en brindarles la oportunidad de vivir plenamente en un país que les pueda ofrecer los elementos claves para su desarrollo: educación imparcial, seguridad personal, posibilidades de trabajo en un futuro y una economía estable que permita el bienestar de la familia.

Creo que es egoísta no pensar en los hijos y creer que la situación del país se va a solucionar, basándonos en sentimientos nacionalistas o nostalgia por lo que un día fue y ya lamentablemente no es.

Saludos

123 dijo...

Hola, primera ves q' paso por aqui pero encontré este post y la verdad q' me puso a pensar mucho. Yo estoy en una situación un pelin parecida...pero mi problema no es irme del pais, sino volver a Vzla por un tiempo.

Te confieso q' soy Venezolana y llevo ya 12 años viviendo en EEUU. Estudié aqui y comenzé mi vida laboral aqui en EEUU, pero el año pasado me quedé sin trbajo por la situación economica y he sobrevivido por puros trabajitos temporales. Aunq' ya he llegado a un punto en q' no puedo seguir sobreviviendo si no consigo algo estable y he pensado en regresar a Vzla por un año para ver si consigo algo temporal alla mientras las cosas aqui se mejoran.

No te miento al decir q' la vida es un poco más dura aqui en el sentido q' te vuelves adicto al trabajo, pero es un pais en donde la justicia trabaja y donde todos los servicios y comodidades trabajan para el bien del consumidor.

No creo q' sea irresponsable irte de Vzla a otro pais, pero si te sugiero q' veas bien como te iria en otro pais en cuanto a la situación laboral. Es bueno q' llegues con un trabajo estable para asi poder empesar con el pie derecho y asi poder ofrecerle mejor vida a tu familia.

Yo, por ahora, estoy debatiendo si regreso a Vzla por un tiempo ó no. La diferencia entre tu y yo es q' soy soltera y no tengo hijos, asi q' mi decisión solo me afecta a mí. Pero será una buena decisión para una persona soltera irse a Vzla para buscar un trabajo profesional??? espero conseguir una respuesta pronto y rápida.

Bye bye ;)

Ale Calcines dijo...

Guso y 123 gracias por la visita...el escrito no es mio,yo ya salí de Venezuela hace unos 6 aÑõs,y la verdad no quiero regresar, tengo dos hijas y se perfectamente que no contamos con ningún tipo de garantía en Venezuela...Nos asesinan como perros y el presidente solo habla paja de la buena y viaja mas que un piloto... 123 regresar siempre es una opción, aunque por lo que he visto y lo que me cuenta mi familia no se que posibilidad tengas de "algo" temporal,mucha suerte.
saludos